Tips Para El Mantenimiento De Jardín En Primavera

Utiliza estos tips para preparar tu jardín para la primavera.

Los meses de primavera son ideales para hacer tareas que habías dejado a un lado en el invierno. Para tu jardín, esto puede significar darle nutrientes, revisar tu sistema de riego o hasta podar el pasto por el cambio de temporada. A continuación te damos algunos tips para mantener tu jardín esta primavera.

1. Rastrilla y elimina los residuos

Todo el año debes de enfocarte en no dejar objetos pesados sobre tu pasto, como ramas de árboles o muebles, así como remover las pilas de hojas y residuos de la temporada pasada. Objetos como estos pueden sofocar tu pasto y bloquear los rayos del sol. Probablemente en primavera no haya muchas hojas tiradas pero los aeronazos del invierno pudieron haber tirado las ramas de los árboles vecinos.  

2. Riego

El pasto de temporada fría no es necesario regarlo ya que la primavera trae consigo humedad y tiempos de lluvia. El pasto de temporada cálida comenzó a despertar del invierno eso significa que no necesita mucha agua. Si las hojas del pasto están muy curvas significa que hace le falta agua. Dejando a un lado el tipo de pasto, la primavera es un buen tiempo para contratar a un jardinero para que te instale un sistema de riego, revise que esté funcionando correctamente y que los cabezales estén apuntando en la dirección correcta.

3. Deja respirar y resiembra

El pasto de temporada cálida comienza a crecer en la temporada de verano, asi dejalo respirar a finales de la primavera o al principio del verano. Una vez que hagas esto, vuelve a poner semillas en espacios vacíos y aplica fertilizador. El pasto de temporada fría debe de respirar en los meses de otoño, no en primavera. Ambos tipos de pasto pueden establecerse en primavera,  así que si decides agregar pasto nuevo puedes hacerlo de manera rápida en primavera.

4. Fertiliza y alimenta

El pasto cálido puede beneficiarse de una fertilización primaveral. El pasto de temporada fría también puede recibir su dosis de alimentación en esta época aunque algunos expertos indican que el otoño es el mejor tiempo para hacerlo. Independientemente el tipo de pasto que tengas, puedes hacer una prueba de suelo para entender qué nutrientes hacen falta en tu pasto. Pedir una prueba de suelo.


5. Corta y empareja tu pasto

Ambos tipos de pasto se benefician si los cortas en esta época. Asegurate de cumplir con la regla de ⅓  : nunca cortes mas de ⅓ de la altura del pasto.

6. Control de maleza y plaga

Un jardín sano no tiene lugar para maleza, así que tu mantenimiento debe de alejar a esas plantas no queridas. Mantente al tanto de la maleza que está brotando para que la puedas retirarla antes de que sea demasiado tarde. Las plagas de gusanos de raíz comienzan a aparecer en los meses de verano.
 

Tipos comunes de pasto

Mientras que hay muchas variedades de césped o pasto, generalmente solo existen dos tipos en los jardines residenciales: El pasto de temporada cálida y el de temporada fría. El tipo de pasto que tienes, depende de donde vives.

Pasto de temporada cálida: Bermuda, Zoysia, Buffalo y Bahía son de temporada cálida. Este tipo de pasto es encontrado en regiones con clima más cálido, y tiende a crecer de primavera a otoño; se puede volver café durante los meses de invierno pero prospera con el calor del verano.

Bermuda

Bermuda

Zoysia

Zoysia

Buffalo

Buffalo

Bahia

 

Pasto de temporada fría: Blue, Fescues y Ryegrasses son de temporada fría. Este tipo de pasto es encontrado en regiones con inviernos muy fríos o veranos muy calientes, y tiende a permanecer verde todo el año. En periodos de sequía, este pasto necesita ser regado sin falta o puede entrar en un periodo latente y hacerse café.

Blue

Blue

Fescues

Fescues

Ryegrass

Ryegrass

Via Porch